Los Yankees más latinos del mundo

Key West (o Cayo Hueso) es una ciudad de 30.000 habitantes, ubicada en el extremo sur de los Cayos de la Florida, estos son una serie de islas unidas por la ruta US1.

Luego de alquilar un auto en Miami emprendí el viaje. La ruta está en óptimas condiciones y se van atravesando todas las islas de los cayos con un paisaje increíble.

Un amigo me recomendó especialmente respetar los límites de velocidad durante el recorrido, ya que lo había detenido la policía en el pasado por no respetarlos.

Eso hice y no tuve ningún problema (al margen de quejarme solito por lo bajo del límite de velocidad).

Como no conseguí hotel en Key West, tuve que dirigirme a la ciudad de Marathon, que queda próxima.

Resulta que casualmente el fin de semana que pensaba pasar en Key West era el del evento más importante que tiene la ciudad, la Fantasy Fest.

Ya unas semanas antes de mi viaje no había disponibilidad en ningún lugar.

Key West es una ciudad increíblemente limpia y ordenada, es todo perfecto. Es probable que tenga que ver con este buen gusto que caracteriza a los gays (porque en la ciudad hay una comunidad muy grande de homosexuales).

Como sea, es una de las mejores ciudades que conocí en mi vida, en lo referido a orden e higiene urbana.

Hasta la propaganda política es estéticamente agradable. Acostumbrado a que se pinten en Argentina las paredes de las casas con publicidad de políticos, es un placer ver un pequeño cartel en el jardín de algunas casas brindando el apoyo a un candidato determinado.

En esta ciudad vivió Ernest Hemingway y muchas cosas referencian a él.

El lugar destacado, que no falta en el álbum familiar de quien visita Key West es el punto más al sur de Estados Unidos.

Por las tardes todos se reúnen en el muelle Mallory Square, desde una hora antes de la puesta del sol.

Allí está lleno de artistas callejeros, es un lugar muy agradable y la fiesta se prolonga hasta la puesta del sol.

Fantasy Fest

Luego de descansar en Marathon por ambos viajes (el de avión desde Buenos Aires más el de auto desde Miami), me dirigí a Key West al anochecer.

Al salir de Marathon se puede ver desde la US1 el puente de la antigua ruta y el lugar donde este está cortado. Allí es donde se filmó la famosa escena de la película True Lies de Arnold Schwarzenegger y la sexy Jamie Lee Curtis.

Ya mientras me acercaba al centro de la ciudad empecé a percibir el tenor del evento, cuando me crucé con varias señoritas y señoras en body painting o directamente con los pechos al aire.

Lejos de amilanarme, redoblé la apuesta acercándome más raudamente.

La calle céntrica estaba totalmente cerrada y justo al momento de llegar empezaros a desfilar las carrozas al mejor estilo carnaval de Rio.

Claro que bastante mas modestas que las de Rio, pero igual de muy buen nivel.

El clima general era absolutamente festivo, todo el mundo se divertía, tanto los de arriba, como los de abajo de las carrozas.

Una tradición es que quienes desfilan entregan collares al público (lo que me recordó el Mardi Gras de New Orleans). Como dije antes, tanto las mujeres de las carrozas como las del público se movían libremente semi-desnudas y en algunos casos directamente desnudas.

La Fantasy Fest surgió como una idea de los comerciantes de la ciudad para promocionar el destino y ahora es una de las fiestas más conocidas del país.

Dura una semana y yo llegué el día del cierre y desfile de carrozas, les aseguro que fue casual caer allí en esa fecha.

A pesar de tanta desnudez, se veían algunas familias en el evento.

Es habitual que se le solicite permiso a quienes están caracterizados (prácticamente todo el público) para tomarse una foto.

Por caracterizado me refiero a que lleven el cuerpo pintado, o que utilicen un disfraz y también es habitual que la persona acceda e incluso agradezca por tomarle la foto, es como un reconocimiento a su esfuerzo.

Por el preconcepto que tenía de los norteamericanos (que sigo teniendo en realidad) de ser tremendamente puritanos y cerrados a todo, quedé muy sorprendido al verlos tan desinhibidos. Sin embargo, estoy convencido de que lo que veía no era representativo de la totalidad de la población, sino solamente un grupo de los más “latinos” de los americanos.

Luego del desfile la calle sigue cerrada y todo el mundo va de acá para allá, entrando y saliendo de los bares, caminando y tomándose cientos de fotos.

En algunos bares hay pistas de baile, pero no se paga entrada.

Allí el clima ya no es tan familiar… pero no por ello menos agradable :)

Al día siguiente volví a Key West y fue impresionante ver lo limpio que estaba todo.

No sé cómo hicieron, pero todos los desechos de cientos y cientos de vasos, botellas, etc. habían desaparecido. ¡Eso es eficiencia!

DETALLES DEL VIAJE
Ciudad Key West, Florida, Estados Unidos
Transporte Auto desde y hacia Marathon
Fecha del viaje Noviembre de 2007
Duración 2 días
Hospedaje (en Marathon) Sea Dell Motel

Click acá para ver hoteles recomendados en Key West

Comentarios

Comentarios